Las 7 preguntas que llevan al liderazgo visionario

A Steve Jobs y Jeff Bezos a menudo se les considera líderes visionarios por su capacidad para imaginar y crear productos en los que la sociedad confiará, pero “ver lo que viene a la vuelta de la esquina” no es lo que hace que un líder sea un visionario, según el ponente de Vistage Luke Carlson.

Carlson, CEO y fundador de Discover Strength en Minneapolis, Minnesota, cree que el liderazgo visionario es más que el propio líder.

“Hemos pensado erróneamente que un líder visionario es alguien que sabe a dónde quiere ir y tiene grandes ideas, pero eso no es el liderazgo visionario”, dijo Carlson. “El liderazgo visionario está inspirando una visión compartida en toda una organización”.

Entonces, ¿cómo conseguir inculcar una visión compartida? Ya sea que quieras construir una empresa de 1 millón o una empresa de  2 mil millones, Carlson afirma que todo se reduce a 7 preguntas. Si todos en la organización pueden responder estas preguntas de manera similar, entonces habrás creado una visión compartida y demostrado tener un liderazgo visionario.

1. ¿Cuáles son tus valores fundamentales?

No sorprende que una empresa tenga valores fundamentales, pero las organizaciones con líderes visionarios son aquellas en las que todos los miembros del equipo conocen y alinean sus comportamientos con esos valores fundamentales. Un representante de ventas que responde las llamadas telefónicas de los clientes debe poder recitar y explicar los valores tan bien como alguien de la junta. Pero memorizar los valores no es suficiente. Si el valor central de una empresa es el aprendizaje perpetuo, entonces cada empleado debería poder demostrar cómo la empresa ha facilitado que aprendan y crezcan durante los últimos 90 días.

2. ¿Cuál es tu propósito principal?

Más allá de ganar dinero, ¿cuál es la razón de ser de tu organización? La respuesta no debería tener nada que ver con las habilidades técnicas, y no debería ser una meta o un propósito. La respuesta debería ser por qué crees que tu organización existe, en primer lugar. Carlson confesó que de las siete preguntas, esta suele ser la más difícil de responder.

3. ¿Cuál es tu nicho estratégico?

La respuesta a esta pregunta debe explicar de dónde gana el dinero tu organización. Imagina una colección de cajas de arena, cada una de las cuales representa un sector diferente. ¿En qué caja juega tu negocio? Todos tus ingresos deben provenir de ese nicho. Para Southwest, por ejemplo, su nicho es el transporte aéreo. Eso es fácil. Para muchos líderes, la respuesta no es tan simple. El valor de conocer tu nicho es que hace que sea más difícil distraerse con lo interesante que ocurre en otras cajas de arena. De manera similar, si conoces tu nicho, puedes enfocar tu innovación en ese espacio, en lugar de dedicar tiempo y recursos a algo que, en última instancia, no representa tu nicho.

4. ¿Cuál es tu objetivo grande, peludo y audaz (BHAG)?

La respuesta a esta pregunta debe ser el objetivo a largo plazo de tu organización. ¿Dónde quieres estar dentro de 10 años? La respuesta debe ser direccional, medible y, en última instancia, vinculada a tu propósito principal. Dentro de diez años, deberías poder decir fácilmente qué lograste o incluso si no lograste la meta. Si alcanzas o no la meta no es tan importante como si vas en la dirección correcta hacia ella. Si tú y un colega zarpan de Virginia hacia el Océano Atlántico, lo único que realmente debe estar en sintonía es hacia dónde se dirigen. No puedes tener a una persona pensando que se dirige a Inglaterra mientras que la otra está enfocada en llegar al Caribe.

En última instancia, deprimirás a un miembro del equipo si no sabe cómo su trabajo contribuye a los objetivos más amplios de la organización, y eso tiene el potencial de destruir la cultura de una empresa. Una cosa es llamarse albañil, otra es ser albañil construyendo los cimientos de la Catedral de Notre Dame. Es responsabilidad de un líder visionario asegurarse de que todos dentro de la organización comprendan de qué forman parte y hacia dónde se dirige la organización.

5. ¿Cuál es tu meta de 3 años?

Si bien la respuesta a la pregunta #4 es aspiracional, la respuesta a esta pregunta debería ser más concreta. Como organización, ¿cómo deberían ser tus ingresos y ganancias en esta fecha dentro de 3 años? Más allá de esos medibles, considera otros 4 o 5 atributos clave que se pueden evaluar después de esa ventana de 3 años para determinar si has logrado o no su objetivo.

6. ¿Cuál es tu meta de 1 año?

Este tiene un enfoque más estricto que el anterior porque es fundamental comprender tus objetivos para el próximo año. “La ejecución débil a menudo se debe a la falta de claridad en torno al objetivo”, dijo Carlson, por lo que todos deben estar alineados y comprender lo que están tratando de lograr para el año. Nuevamente, establece un objetivo de ingresos, ganancias y cuatro o cinco atributos de apoyo que, si se logran con excelencia, indiquen la finalización exitosa de la meta de un año.

7. ¿Cuál es nuestra estrategia?

Carlson dijo que hay varias formas de interpretar la estrategia, pero para los líderes visionarios, la estrategia significa la forma en que tu negocio se diferencia en un mercado saturado. Una estrategia exitosa se basa en tres pilares estratégicos que hacen que tu negocio sea diferente, no mejor, sino diferente. La clave es que tus competidores deben estar de acuerdo con tus pilares. Eso significa que no puedes decir que tienes mejores personas o un buen servicio al cliente, porque cualquier empresa puede decir eso. La mayoría de los empresarios piensan en términos de bueno o excelente, dijo Carlson, pero los consumidores no piensan de esa manera. Piensan en lo que es diferente.

IKEA no se anuncia a sí misma como una mejor empresa de muebles que otras, simplemente es diferente. No entrega muebles. Te da componentes de los muebles para que los construyas tú mismo. Y sus precios son más bajos que la competencia. Esas son los pilares estratégicos de IKEA y han convertido a la empresa en el minorista de muebles más exitoso del mundo.

¿Cuáles son sus pilares estratégicos? ¿Qué diferencia a tu empresa de las de tus competidores?

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer la versión original en inglés aquí.