¿Cómo funcionan los grupos CEO de asesoramiento entre iguales?

Además de mi trabajo en Vistage, soy profesor adjunto del programa de Máster en Comunicación Estratégica y Liderazgo (MASCL) de la Universidad de Seton Hall. Mi trabajo sirve como un complemento interesante para lo que hacemos y defendemos en Vistage. En Vistage, creemos que si reúnes a un grupo de líderes de perfiles similares para que trabajen en sus desafíos más difíciles y lograr sus aspiraciones más elevadas, las posibilidades, personal y profesionalmente, son infinitas. Exploremos cinco puntos en concreto:

Se involucran como colegas, no como competidores. Los estudiantes que son lo suficientemente seguros y cómodos para liberarse del modelo de aula con el que crecieron, donde competían con otros estudiantes por las calificaciones, obtienen los mayores beneficios de un equipo de aprendizaje. Los CEO que se reúnen con otros CEO pueden liderar diferentes tipos de empresas, pero comparten desafíos comunes y trabajan juntos en consecuencia.

Entienden el poder del diálogo. Tanto los estudiantes como los líderes empresariales, que entienden cómo entablar un diálogo verdadero, en lugar de rebatir o debatir, tienden a tener conversaciones más ricas y significativas. Más escucha y la ausencia de nadie tratando de ser “correcto” a expensas de otros puntos de vista, crea una posibilidad más amplia de resultados.

¿Por qué todo CEO necesita un grupo de asesoramiento entre iguales?

Son guiados hábilmente por el coach o Chair Vistage. Ambos juegan el papel de facilitador. Ambos son líderes e iguales en cuanto a experiencia y hacen que el grupo prospere, manteniendo siempre el foco en el diálogo.

Aprenden a confiar el uno en el otro. Ya sea en el aula (online o tradicional) o en una reunión de Vistage, los participantes del grupo deben tener plena confianza el uno en el otro. No solo cuando se trata de compartir información, sino también de permitir un intercambio donde confían en que lo único que le importa a los asistentes a la reunión es que los miembros del grupo aprendan o que un CEO tome la mejor decisión posible para su organización. No hay agendas o motivaciones personales ni privadas.

Creen en la abundancia. Los estudiantes del máster y los miembros del grupo de asesoramiento entre iguales se dan cuenta de que no importa cuánto contribuyan al grupo, siempre obtendrán más a cambio y, a medida que lo hacen, el grupo se fortalece.

Estos cinco puntos solo rozan la superficie de lo que hace que los equipos de aprendizaje y los grupos de asesoramiento entre iguales sean realmente efectivos y parecidos. Hay muchos más pero tendrás que participar en uno para descubrirlos.

Este artículo se publicó primero en Vistage US. Puedes leer la versión en inglés aquí.