CEO por primera vez: 6 áreas en las que enfocarte

Como CEO por primera vez, puedes visualizar con entusiasmo lo que vendrá: la máxima responsabilidad, influencia y liderazgo como el ejecutivo de más alto rango en la empresa.

Un consejo clave para los CEO por primera vez: no intentes lograrlo todo a la vez.

Define lo que importa, reúne tus recursos y ajústate a tu propósito. Y para obtener una comprensión clara de tu nuevo rol, examinemos seis áreas principales de enfoque.

1. Estrategia

Establecer el rumbo de tu empresa es posiblemente la responsabilidad más importante y abrumadora que enfrentarás. Después de todo, una empresa sin estrategia no durará mucho. Como director ejecutivo, tienes el poder y el alcance para determinar la dirección de su organización.

Los directores ejecutivos experimentados ofrecen este consejo para los directores ejecutivos novatos que abordan la planificación estratégica: la forma más rápida de arruinar tu empresa es convertirte en un adicto a las actividades y sumergirse en los detalles, tal como dice el presidente de Vistage, Dan Wertenberg. No caigas presa de la tentación de entrar en el negocio y resolver problemas. Necesitas dar un paso atrás y trabajar en la empresa, y no para la empresa. Que sean los músicos quienes dominen sus instrumentos; ahora tú eres el director.

Al desarrollar la estrategia, has de ser disciplinado y evitar los atajos. Emplear investigación, análisis y perspectiva. Considera estos pasos, propuestos por el Chair de Vistage, Marc Emmer, y Presidente de Optimize Inc., para fomentar un proceso de desarrollo de estrategia riguroso:

  • Desarrolla tu visión.
  • Define tu ventaja competitiva.
  • Identifica tus objetivos.
  • Céntrate en el crecimiento sistemático.
  • Piensa en el panorama general.
  • Mantente ágil.

2. Coaching

“Desarrollando a tu gente, ese es el lugar donde deberías pasar la mayor parte de tu tiempo”. – dice Robin Stanaland,  Vistage Chair.

No eres solo el Director Ejecutivo, eres el mentor principal. Prepararás a otros para que den un paso al frente y hagan avanzar la empresa de acuerdo con la estrategia que pones en juego.

Haz sesiones de coaching regularmente con tu equipo ejecutivo

Desarrolla relaciones con tu equipo ejecutivo basadas en la franqueza y la responsabilidad. Las sesiones de coaching uno a uno con los subordinados directos son la base de estas relaciones cruciales. Estas reuniones producirán grandes beneficios si cumples con algunos principios básicos.

Educa a tu equipo sobre tus objetivos

Las sesiones uno a uno más productivas sirven como un flujo de información bidireccional. Extraes información sobre cómo avanzan los proyectos y obtienes información sobre cómo tu equipo directo aborda las tareas e interpreta los planes.

Los miembros de tu equipo comprenden su desempeño y se alinean contigo en los objetivos empresariales. Las reuniones uno a uno son excelentes oportunidades para otorgar reconocimiento, examinar ideas y calibrar los objetivos de productividad.

Lo más significativo es que estas reuniones son una oportunidad para modelar el comportamiento que deseas que tus reportes directos hagan con su propia gente, dice Lawrence King, Chair de Vistage. Con esto en mente, él aconseja a los CEO que hagan de estas reuniones una prioridad, soliciten una agenda, respeten el tiempo de sus colegas y salgan de cada reunión con un plan de acción.

3. Rendimiento

“Si no puedes medirlo, no puedes administrarlo”. – Peter Drucker, escritor, consultor de gestión, visionario empresarial

Esto suena engañosamente simple. Puede resultar tentador aplicar métricas a todos los aspectos del desempeño de tu empresa y administrarlo hasta el final. Pero la sabiduría de Drucker se aplica mejor con criterio: mide lo que importa. Las estadísticas que suenan impresionantes son inútiles si no informan decisiones estrictamente enfocadas que calibran su negocio hacia sus objetivos.

Cómo medir el desempeño

Cuando se trata de medir el desempeño, un buen consejo para los CEO por primera vez es que su verdadero norte deben ser los principios establecidos en su visión y misión. ¿Estás midiendo buenas puntuaciones en encuestas a clientes o qué tan bien brindas un excelente servicio al cliente? ¿Estás midiendo las cifras de ventas rezagadas o la eficacia de tu programa de capacitación en ventas?

Las métricas de rendimiento son cosas maravillosas, pero las únicas que importan son las que se alinean con su estrategia cuidadosamente elaborada.

4. Cultura empresarial

¿Has heredado una empresa con una cultura establecida? Tal vez tu incipiente empresa tenga una cultura a medio formar o ninguna cultura discernible. Muchos directores ejecutivos primerizos, agobiados por otras prioridades, dejan “las cuestiones culturales” a recursos humanos.

Están perdiendo una excelente oportunidad para poner su liderazgo en juego y atraer un equipo cohesionado y motivado, que es la base de una empresa próspera.

Cómo crear la cultura de su empresa

Crear una cultura con intención es responsabilidad y privilegio del CEO. El Director de investigación de Vistage, Joe Galvin, llama a la cultura “la gravedad organizacional”.

Está dentro del alcance del nuevo Director ejecutivo influir en a quién atrae esa gravedad. Profundiza en la construcción de cultura y sienta las bases para el tipo de empresa que deseas dirigir.

Tácticas para construir una cultura única

A continuación, presentamos algunos excelentes consejos sobre cultura empresarial de los miembros de Vistage, que son experimentados CEOs:

  • Comunícate con los empleados de manera honesta, regular y transparente.
  • Combate la negatividad compartiendo las victorias.
  • Haz que los datos (por ejemplo, EBITDA y objetivos de ventas) sean accesibles para todos.
  • Estimula la innovación recompensando las buenas ideas.
  • Crea un canal bidireccional accesible para los comentarios de los empleados.
  • Cree en la diversidad, creando una empresa que sea inclusiva y acogedora.

5. Reputación

Los nuevos CEO pueden renunciar a sus funciones de embajadores porque sienten que es responsabilidad de los vendedores y del área de relaciones públicas.

Pero la evasión de su responsabilidad en este ámbito niega a tu personal, clientes, proveedores y al público una conexión humana con tu negocio. Y eso significa oportunidades perdidas.

Esto es especialmente relevante para los clientes, actuales y potenciales.

“Preséntate en las ofertas decisivas”, dice Wertenberg. “El Director ejecutivo tiene una gran influencia sobre esas transacciones en virtud de su título”. Cuando la persona de mayor rango está involucrada en una transacción, cambia la dinámica. Puedes hacer que el cliente se sienta mucho más cómodo para seguir adelante.

Es importante establecer relaciones con tus principales clientes, agrega King. “Pasar de ser un proveedor de productos básicos a un asesor personal de confianza”, dice. ‘Invierte el tiempo para crear una relación, líder a líder’. Comprender las preocupaciones futuras de algunos clientes clave es una inversión en su estrategia.

6. Aprendizaje permanente

‘La marca de un gran líder es darse cuenta, a pesar del éxito, de que todavía hay personas que pueden ayudar, y que está bien decir:’ No sé, ¿qué piensas? ‘ – Jay McDonald, Chair de Vistage.

La habilidad central de cualquier CEO eficaz es la toma de decisiones. Y la toma de decisiones sólidas dependerá de tu voluntad de estar siempre aprendiendo sobre tu sector, tu competencia y tus propias debilidades y fortalezas. Trata tu propia formación como una entidad viviente y protégela con un flujo constante de contexto, información y perspectivas frescas.

Los mejores Directores ejecutivos buscan constantemente nuevos flujos de información y perspectivas diversas. Un buen consejo para los CEO por primera vez es reunir un grupo de compañeros o colegas de confianza para examinar ideas y nutrir el pensamiento creativo.

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer la versión original en inglés, aquí.