Análisis predictivo para tu negocio: pronósticos de flujo de caja

Autores de la publicación: Mark Taffet, CEO, y Wolfgang Tsoutsouris, director de MAST Advisors, Inc. 

Los CEO establecen un objetivo, desarrollan estrategias para lograrlo y lanzan una implementación táctica.

¿Cómo saber si puedes “financiar el plan”? ¿Cómo saber si tienes el capital que requiere “jugar para ganar”?

Una fuente de capital para “financiar el plan” es la capacidad de tu empresa para acceder a los mercados de capitales privados, un tema que ya hemos abordado en artículos anteriores.

Una segunda fuente requiere que seas un visionario y comprendas cuánto efectivo producirá tu empresa que se puede reinvertir para “financiar el plan”. Afortunadamente, tienes una bola de cristal a su disposición: tu pronóstico o forecast de flujo de caja.

Un buen pronóstico de flujo de efectivo se vincula con el plan operativo y el presupuesto de su empresa, y te indica cuál será tu posición de efectivo en cualquier momento durante el período proyectado (generalmente de 9 a 12 meses). Comprender tu flujo de caja y tu capacidad para reunir capital te dará una imagen realista y razonablemente precisa de su capacidad total de financiamiento.

La creación de un pronóstico de flujo de efectivo requiere que tú y tu equipo valoréis el coste de la implementación táctica del plan estratégico. Requiere un diálogo riguroso donde tus compañeros de equipo hagan y desafíen suposiciones. Las discusiones explorarán cómo la ejecución diaria se relaciona con la estrategia más amplia. Incluirán medidas frente a los indicadores clave de rendimiento (KPI): éxitos y fracasos pasados, mejoras y deficiencias.

El grado en que tú y tu equipo comprendéis tu negocio será evidente en aquellas suposiciones que sobreviven al modelo de pronóstico final. Un pronóstico de flujo de efectivo efectivo ayuda a determinar la capacidad de su empresa para:

  • hacer una adquisición,
  • invertir en equipos o tecnología,
  • medir el desempeño del equipo,
  • orientar la estrategia fiscal, y
  • satisfacer las necesidades de contratación

Con el conocimiento previo de tu posición de caja, puedes presentar los requisitos de financiación a prestamistas e inversores. A continuación, puedes incorporar esas acciones y supuestos de financiamiento como un “escenario” en tu modelo de flujo de caja.

¿Qué pasa si tus suposiciones son incorrectas?

Después de finalizar tus proyecciones de flujo de efectivo, realiza un seguimiento cuidadoso del desempeño real hasta el pronóstico semanal, mensual y trimestral. Si el pronóstico de flujo de efectivo es tu bola de cristal, el Informe de presupuesto a datos reales (“Informe de variación”) es tanto tu “cartilla de calificaciones” como tu termómetro. El informe de variación te dice:

  • la exactitud de tus suposiciones
  • cómo se ha desempeñado tu equipo frente a los KPI, y
  • qué tácticas / estrategias están (o no) funcionando.

Tu Informe de variación proporciona una advertencia temprana sobre dónde se requiere tu atención, puede ser necesaria una reasignación de recursos y / o una nueva priorización de estrategias.

El Informe de variación crea un registro irrefutable que mide tu desempeño y el de tu equipo. Si las variaciones son conocidas, reconocidas y discutidas de manera franca, puedes cambiar de rumbo rápidamente, creando una cultura que sea ágil, evolutiva y dinámica, impulsada por datos y análisis y enfocada en lograr tu objetivo.

La frecuencia del proceso de presupuestación varía según la naturaleza y la volatilidad de tu negocio y sector, pero la revisión del desempeño real frente a las proyecciones debe ser constante. Los problemas suelen ser inesperados y debes encontrarlos antes de que te encuentren ellos a ti.

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer la publicación original en inglés aquí.