8 líderes empresariales dan sus mejores consejos a los nuevos CEO

Asumir el rol de CEO por primera vez puede ser estimulante y abrumador, especialmente cuando varios equipos compiten por ser la prioridad y recibir recursos. Los consejos para los nuevos Directores ejecutivos, a continuación, provienen de miembros de Vistage y por Chairs de nuestra comunidad que están profundamente familiarizados con el emocionante y desafiante paso que los CEOs por primera vez están dando hacia el liderazgo de la empresa.

Las respuestas de nuestros ocho Directores ejecutivos, líderes empresariales y Chairs se centran en la importancia de estudiar el estado de la empresa antes de implementar cambios, liderar a través de la influencia y no desde la autoridad, comunicarse a menudo y de manera efectiva con los empleados, tener confidentes de confianza y tomarse el tiempo para abordar el bienestar personal, desde la creciente conciencia de sí mismo hasta el cuidado de la propia salud física y mental.

Muy pocos asumen el papel de Director ejecutivo. Es un trabajo difícil, abrumador, exigente, gratificante y satisfactorio. Afortunadamente, los nuevos CEO pueden beneficiarse enormemente de la sabiduría colectiva de aquellos que ya han estado en su lugar. Aquí están las perspicaces palabras de aquellos que han recorrido el camino del liderazgo:

1. Asegúrate de que los cambios que realices impulsan tus principales objetivos

Connie Miller, Presidenta / Directora ejecutiva, Icon Credit Union, miembro de Vistage desde 2013:

“Todos se acercarán a ti para hablar del cambio sobre el que tienen ideas. Crea un espacio para ellos y dales prioridad más tarde. Además, no es necesario cambiarlo todo de inmediato. Cambia lo menos posible hasta que tengas tiempo suficiente para hablar con todos sobre lo que ven como sus fortalezas y debilidades. Si realizas un cambio, asegúrate de que va a impulsar tu mayor objetivo”.

2. Comprométete con ser una influencia positiva

Jana K. Broussard, Presidenta de Henry & Peters, P.C., miembro de Vistage desde 2017:

“Independientemente de las circunstancias, el título automáticamente te convierte en el centro de atención, por lo que todo el mundo te está mirando y escuchando. Habrá quienes apoyen tu posición y quienes no, pero tienes la oportunidad de influir en todos ellos, así que comprométete a ser una influencia positiva y deja que el poder venga a través de la influencia más que a través de una autoridad definida.

Además, no importa cuán fuertes puedan ser nuestras habilidades de comunicación, todos interpretan a través de sus propios filtros únicos, por lo que debemos comunicarnos de diversas maneras para tener alguna posibilidad de hacernos entender por la mayoría de las personas. Utilice varios tipos de comunicación y una variedad de estilos de mensajes. Observa y adáptate a los estilos preferidos de sus actores clave, y toma nota especial de aquellos que a menudo malinterpretan tus mensajes para que puedas hacer los ajustes necesarios “.

3. Entiende muy bien las finanzas de tu empresa

Amir Shami, Director de operaciones, Rotaflow Controls Inc., miembro de Vistage desde 2019:

“¡Lee tus libro” Los primeros 90 días, dos veces!

Asegúrate de tener un buen manejo de la información financiera de la empresa y de comprenderla muy bien. Especialmente observa el flujo de caja con atención. Asegúrate de tener un buen abogado corporativo. Verifica todos los contratos con él y no te apresures a firmar contratos para presumir de tu poder. No digas que sí demasiado rápido. Si no estás seguro y estás bajo presión para tomar una decisión, pide tiempo para revisarla.

Comienza a revisar los procesos de todos los departamentos y comprenderlos antes de realizar cambios. Si vas a llevar a cabo cambios organizativos, asegúrate de verificar tus decisiones con un asesor experimentado de recursos humanos antes de implementarlo.

Obtén descansos “de claridad” con frecuencia. Sal de la oficina, toma un poco de aire fresco, camina y mira el negocio de afuera hacia adentro.

Si no eres socio de un gimnasio, plantéatelo. Te ayudará a controlar tu nivel de estrés y tu salud mental en general. Asegúrate de dormir bien, un mínimo de 7.5 horas. Medita un poco todos los días — ‘Me Time’ te ayuda a organizar tu mente “.

4. No tengas miedo de los asesores fuertes

Matt McCoy, Presidente de Lanex LLC, miembro de Vistage desde 2020:

“Somos una empresa pequeña, 13 personas, pero me encanta ver la fila de coches de nuestros empleados aparcados, y ver a la gente tener hijos, comprar casas y vivir sus vidas.

No temas contratar asesores sólidos para esos desafíos con los que necesitas ayuda. Liderar una empresa es un trabajo muy difícil.

Veo los despidos como una cuestión de “justicia”. En cierto sentido, si alguien no está haciendo su trabajo correctamente (es decir, de mala calidad, no cumple con los plazos, y no se le puede capacitar), supone una carga indebida para la empresa, los compañeros de trabajo, los propietarios y sus familias, y el propio empleado. Tener a alguien en un trabajo para el que no es adecuado no es justo para nadie.

Evita las deudas, pero aprende cuales son las deudas buenas y las malas. No aceptes un proyecto en el que no te sientas bien porque es posible que necesites el trabajo en ese momento. Tus buenos sentimientos son a menudo correctos, tienes que saber cuándo potenciar tus habilidades y cuándo pararte.

Tampoco tengas miedo de terminar la relación con un mal cliente. No todos los clientes son “buenos” clientes solo porque gastan dinero contigo y tal vez incluso algunos no sean rentables. Trata de evitar decisiones rápidas. A menudo, si dejas que un problema repose, los elementos del problema se aclaran y tendrás una mejor dirección para tomar tu decisión.

Como Director ejecutivo, eres la cara del negocio. A veces, el autopromocionarse, puede ser difícil para las personas que tienden a ser tímidas o introvertidas. Recuerda que te ganaste tu posición y (presumiblemente) eres bueno en lo que haces. No tengas miedo de promocionarte a ti mismo y a tu empresa, incluso si a veces te sientes incómodo.

No hagas cosas que no quieras hacer y que no seas capaz de delegar. Tu tiempo es el más valioso en la empresa, por lo general, así que concéntrate en los problemas que solo tú puedes resolver”.

5. Conéctate CON la misión

Jane Owen, directora ejecutiva / presidenta, propietaria y presidenta de Vistage desde 2017:

“Cuando entré en nuestro negocio familiar, no me sentía conectada con lo que se estaba haciendo, implementando o dirigiendo anteriormente. Necesitaba dar un paso atrás y conectarme con la misión de la empresa. Pude crear mi propia dirección basada en la misión, y tuve la suerte de que la misión era algo con lo que sí quería comprometerme. Mi consejo es observar sin cambios hasta que tengas una idea clara de hacia dónde quieres llevar la empresa. Mantente abierto, curioso y ten paciencia “.

6. La percepción que la gente tiene de ti cambiará con el tiempo

Carla Corkern, Chair Vistage desde 2018:

“Como Directora ejecutiva, lo que me sorprendió es la frecuencia con la que la gente comentaba mi género cuando me conocían. Pareció sorprender el hecho de que la empresa tuviera una Directora ejecutiva (sustituí al fundador, que era un hombre). También me sorprendió el hecho de que la gente pareciera esperar que yo fuera más sensible a los problemas de equilibrio entre el trabajo y la vida porque era madre”.

7. La autenticidad importa

Sonya Sigler, CEO, PractiGal LLC, miembro de Vistage desde 2014:

“Mi mejor consejo después de 25 años de trabajar con nuevos CEOs es que deben hacer muchas cosas.

Comprender y decidir qué tipo de líder son o van a ser. Tu autenticidad como líder importa. Si siempre se preguntan si son lo suficientemente buenos o si toman las decisiones correctas, eso derivará en un nivel de inseguridad en el que ni siquiera el mejor equipo puede ayudar. Un nuevo CEO debe estar seguro de su propio liderazgo y de su estilo de liderazgo. Será importante cultivar una marca personal propia que encaje con los valores de la empresa.

Personifica los valores de la empresa y modela los de los demás. Esto requiere un nivel de autoconciencia que será necesario cultivar. Ser parte de Vistage obviamente ayuda con este nivel de conciencia e inteligencia emocional. Además, reunir a un grupo de asesores de confianza fuera de la empresa que sean objetivos puede ser muy útil para cultivar y mantener dicho nivel de autoconciencia. La cima es un lugar solitario y tener tu propio equipo de asesores objetivos de confianza o un coach puede ser invaluable.

Comprende los fundamentos de tu empresa y cuáles son las palancas de influencia / movimiento más importantes: qué es más rentable, que es menos rentable, cuál es el flujo de caja, que les quita el sueño al director financiero o al director de operaciones. Y entiende que la responsabilidad acaba en ti (para bien o para mal).

Conoce a tus empleados y por qué quieren (o no) trabajar en tu empresa. Conoce a tus clientes y lo que les hace volver. ¿Son tu cliente ideal? ¿Son rentables? ¿Quieres mantenerlos como cliente o quieres dejarles ir?

No tengas miedo de tomar decisiones difíciles, especialmente en cuanto al personal o desconectar algo que claramente no funcionará o no tendrá éxito.

Finalmente, reserva tiempo para ti y para tu cuidado personal. Meditación, ejercicio, tiempo de tranquilidad para pensar; intenta incorporar algunas de esas cosas en las reuniones de trabajo; y relaciónate con tu equipo.

8. Trabaja en tu autoconciencia

Jay Forte, Fundador y presidente de The Greatness Zone LLC, ponente de Vistage desde 2009:

“Como coach de mindfulness que trabaja con alta gerencia, el consejo inicial que le ofrecería a un nuevo CEO es trabajar en su autoconciencia. Los ejecutivos más exitosos son conscientes de sí mismos y autogestionados (tienen una alta inteligencia emocional), ya que fomenta su capacidad para conectarse de manera inteligente, hábil e intencional con los demás y construir relaciones sólidas. Como la inteligencia emocional es una de las habilidades de liderazgo más críticas pero menos desarrolladas, debería ser un enfoque principal cuando un nuevo CEO comienza en el puesto. Quién es el líder como persona afecta directamente su efectividad en todos los aspectos dentro y fuera de la organización.

Los nuevos CEO deben pasar tiempo con un coach para desarrollar un inventario personal sólido de habilidades que identifique sus fortalezas, intereses, valores, estilo de comunicación y estilo de gestión, junto con sus responsabilidades, factores desencadenantes y puntos ciegos. El conocimiento de estos es el primer paso para gestionarlos intencionalmente.

Los Directores ejecutivos que no viven y reflejan los valores de la organización, son reactivos en lugar de receptivos, son inconsistentes en sus acciones y decisiones y, como resultado, empujan a sus mejores talentos fuera de la organización a los brazos de los cazadores furtivos de talentos. Con un resumen claro de sus habilidades, un nuevo CEO puede evaluar cuáles de estas habilidades son productivas y cuáles son no productivas … y requieren un plan, acción y cambio para ser abordadas.

Una última sugerencia sería que el nuevo CEO evalúe la experiencia actual de los empleados y la cultura del lugar de trabajo para evaluar qué funciona y qué no. Esto crea la oportunidad para que el nuevo CEO realice mejoras inmediatas y visibles que construirán una reputación de apoyo centrada en los empleados, desde el principio ”.

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer la versión original en inglés aquí.