7 formas de maximizar el capital humano en fase de crecimiento rápido

Mientras implementas el cambio en tu organización, ¿estás pensando en cómo afectará a su cultura? Con demasiada frecuencia, los líderes olvidan que la cultura organizacional debe nutrirse, incluso en tiempos de crecimiento. Aquí encontrarás algunas ideas para  mantener el enfoque en la infraestructura y en el personal de tu empresa, para que no se pierda la personalidad única de tu organización.

1. Crea o actualiza procesos y procedimientos.

Tu infraestructura necesita mantenerse al día cuando la empresa está creciendo rápidamente. Considera cómo las cosas deberán cambiar para admitir volúmenes más grandes o complejidad adicional. Echa un vistazo a la estructura de gestión de proyectos existente, los sistemas de software y el flujo de información. ¿Qué necesitas que evolucione para mantenerte al día?

2. Aprovecha la transparencia para evitar la rotación.

Cuando los cambios no se manejan con cuidado, la retención puede convertirse en un problema. Asegúrate de explicar cuidadosamente las razones detrás de los cambios y cómo los empleados pueden apoyarlos. Habla con los empleados con frecuencia. Cuanto más entiendan los empleados por qué, más probable es que respalden sus decisiones y respalden los cambios.

3. Valora y aborda las brechas de habilidades.

Lo que alguna vez fue el nivel apropiado de experiencia para los líderes puede no ser suficiente ahora. A medida que las empresas crecen, podrían necesitarse niveles de habilidad más altos. Echa un vistazo honesto a tu liderazgo actual y si tienen las habilidades y el conocimiento técnico para administrar un negocio a gran escala. Y prepárate para hacer cambios cuando sea necesario.

4. Contrata para los ajustes y forma para el rol.

Piensa en a quién estás trayendo a la organización. Sus responsables de contratación deberán comprender los valores clave que estás buscando en las nuevas contrataciones. Además de las habilidades necesarias, los nuevos empleados deben comprender y poder vivir la misión, visión y valores de su empresa.

5. Proporciona una incorporación estructurada para nuevos empleados.

Cuando tienes muchas nuevas contrataciones, es importante asegurarse de que estén recibiendo la capacitación adecuada. De lo contrario, no puedes esperar que se desempeñen a los mismos niveles que los miembros actuales de tu personal. Desarrolla un proceso de incorporación sólido para que los nuevos empleados puedan ser lo más productivos posible, y lo más rápido posible. Considera cómo pueden ayudar tus empleados existentes.

6. Define roles y responsabilidades claramente.

Las líneas de responsabilidad deben ser claras. En tiempos de cambio, algunos Directores Generales pueden no estar seguros de su autoridad, mientras que otros le suponen más fuerza de la que tiene. Evita que las necesidades del cliente caigan en agujeros negros y evita que los directivos demasiado ambiciosos se excedan sobre otros al establecer estos límites.

7. Comprométete con tu plan de crecimiento.

Un plan sólido debería ayudarte a combatir los problemas comunes del crecimiento acelerado. Cuando seas deliberado en tu planificación de crecimiento y comprendas el papel fundamental que desempeña tu personal, puedes mantener tu cultura y maximizar el valor de tu empresa mientras continúas construyendo sobre tu éxito.

Este artículo se publicó primero en Vistage US. Puedes leer la versión en inglés aquí.