5 prioridades que deben gestionar los CEOs durante una crisis

Cuando se trata de gestión de crisis, ya sea que la bolsa caiga o que un parón laboral devalúe tu cadena de suministro, la única forma de manejarlo es aceptar el caos.

“Cuando tienes el coraje de actuar, no solo ves de lo que eres capaz, ves lo que es posible y continúas volviéndote más fuerte e innovador”. —Corinne Hancock, ponente de Vistage.

El caos es lo que sucede cuando tu realidad difiere de tus expectativas. Y si lo miras de esta manera, encontrarás un punto desde el que trabajar. No eres víctima de la situación. De hecho, te encuentras en un lugar en el que puedes actuar.

Y si bien esa interrupción puede variar desde un inconveniente hasta un potencial problema para la empresa, también puede generar innovación y liderar el camino hacia un mayor éxito en el futuro. Es solo una cuestión de aceptar que el caos viene implícito.

Nunca estarás a prueba de caos, pero sí puedes estar preparado para el ello. Hay ciertas cosas dentro de nuestras organizaciones que como CEOs podemos hacer para prepararnos para el caos.

Aquí encontrarás las cinco prioridades de gestión de crisis donde los CEOs y propietarios de empresas deben centrarse cuando se enfrentan a una crisis basada en el sistema del “Modelo del Caos” de Hancock.

1. Encuentra la claridad de la misión.

Primero, averigua cómo va a responder tu empresa a esta crisis. Empieza a trabajar con tu equipo para encontrar soluciones al problema inmediato y deja de intentar adivinar cómo afectará esto a tus planes a largo plazo.

Ya no se trata del panorama general, se trata de llevar ese panorama general, visión y nuestros grandes objetivos a este momento, al día siguiente, a la semana que viene.

2. Estima y evalúa.

El CEO debe estimar rápidamente el impacto que está causando la crisis, evaluar los recursos con los que tiene que trabajar y determinar qué necesitará para cumplir su misión.

Tiene que investigar y descubrir qué es realmente real y qué impacto está teniendo esta crisis, no los temores potenciales percibidos de lo que podría.

3. Sé creativo.

Esta también es una oportunidad para que el directivo se vuelva creativo en la resolución de problemas y pruebe nuevas ideas, y la crisis le da a los ejecutivos la oportunidad de bloquear distracciones innecesarias y concentrarse en el desafío específico.

Es el momento en que creamos algunas de nuestras soluciones más innovadoras. Creamos nuevos procesos cuando las personas se ven obligadas a probar cosas nuevas que nunca antes habían probado.

4. Consigue alineación versus acuerdo.

Una vez que hayas encontrado una posible solución, debes concentrarte en hacer que tu equipo se una a ella. Es posible que algunos miembros del equipo no se pongan de acuerdo sobre si tendrá éxito y si su participación es clave para la implementación.

Nunca lograrás que todo tu equipo esté de acuerdo, especialmente en medio del caos, pero puedes alinearte a la mejor solución para ese momento y cumplir con la misión, y resolver el problema en cuestión.

5. Actúa.

Si bien implementar el plan parece simple y obvio, muchos ejecutivos dudan y demoran su respuesta para reflexionar sobre otras posibilidades o intentar proyectar si su solución funcionará.

No tienes tiempo para seguir hablando de esto. Deja de perder el tiempo y hazlo. Todos deben concentrarse en la solución y no en el problema.

Al seguir estos pasos, los directivos no solo pueden encontrar una salida a su crisis, sino que también pueden idear algunas innovaciones que incluso revitalicen sus negocio.

El caos realmente te hace más fuerte. Cuando tienes el coraje de actuar, no solo ves de lo que eres capaz, ves lo que es posible y sigues volviéndote más fuerte e innovador.

Este artículo se publicó primero en Vistage US. Puedes leer la versión original en inglés aquí.