5 formas infalibles de desarrollar habilidades de liderazgo en los empleados

Los líderes efectivos deben saber cómo desarrollar habilidades de liderazgo en sus empleados. Y, más importante aún, deben comprender que el desarrollo de sus empleados es uno de las principales responsabilidades de su trabajo.

Como dijo una vez el antiguo CEO de General Electric, Jack Welch: “Antes de convertirte en un líder, el éxito se trata de crecer. Después de convertirte en líder, el éxito se trata de hacer crecer a los demás “.

Capacitar a los empleados para que sean líderes ayuda a mantenerlos comprometidos, les demuestra que son valorados y los prepara para asumir mayores responsabilidades.

Para los directivos, el capacitar a los empleados para que sean líderes les permite ver qué empleados están listos para asumir un rol de liderazgo, en comparación con aquellos que pueden necesitar más capacitación o simplemente no están hechos para ser líderes.

Algunos líderes temen que la capacitación sea un desperdicio: les preocupa que los empleados se busquen otro trabajo con sus habilidades recién adquiridas. Si es tu caso, escucha la advertencia del fundador de Ford Motor Company, Henry Ford: “Lo único peor que capacitar a sus empleados y hacer que se vayan es no capacitarlos y hacer que se queden”.

Aquí verás cinco formas en las que los directivos pueden desarrollar habilidades de liderazgo en los empleados.

1) Sobre-asignación de funciones

Tim Sieck, Director de On Target Talent, dice que cree que las asignaciones de funciones amplias, aquellas que van más allá de lo que un empleado está acostumbrado a hacer, son una de las mejores herramientas de desarrollo de empleados.

“Cuando se hacen correctamente, estas asignaciones tienen el doble propósito de brindar oportunidades de aprendizaje para su gente, mientras que al mismo tiempo completan un proyecto o tarea que ayudará a la organización”, escribió.

Las asignaciones extensivas desafían a los empleados a llenar sus vacíos de habilidades y conocimientos, al mismo tiempo que los preparan para eventualmente asumir un rol de liderazgo.

Los directivos deben usar asignaciones extensivas a menudo, pero no tan a menudo como para causar agotamiento.

2) Concéntrate en las metas, no en las tareas

El ponente motivacional Les Brown tiene una de las mejores citas sobre la importancia de las metas: “Dispara a la luna. Incluso si fallas, aterrizarás entre las estrellas “.

Esta es la mentalidad que los directivos deben difundir entre sus empleados. Los ejecutivos eficaces capacitan a los empleados para establecer la conexión entre las metas y las tareas.

En lugar de centrarse solo en las tareas del día a día, los empleados también deben considerar el panorama general. ¿Cómo pueden sus tareas adaptarse al objetivo de la organización más grande? ¿O sus propias metas de desarrollo?

Incluso si los empleados no alcanzan el objetivo exacto, su objetivo ha sido alto y su logro seguramente lo será también.

3) Proporciona un mentor

Emparejar empleados con mentores puede ser un gran regalo, tanto para el empleado como para la organización.

Un mentor brinda a los empleados orientación y comentarios sobre su desempeño, escucha preguntas e inquietudes y ayuda a los empleados a trabajar en sus áreas de crecimiento.

Más que nada, los mentores brindan inspiración. Como dijo una vez Oprah Winfrey, “Un mentor es alguien que te permite ver la esperanza dentro de ti”.

Los mentores son normalmente personas exitosas, pero incluso así: no son más que personas que han logrado el éxito como seres humanos. Si ellos pueden hacerlo, también pueden hacerlo los empleados.

Los mentores pueden mostrar a los empleados la hoja de ruta hacia su éxito, mientras ayudan a los empleados a redactar su propia hoja de ruta. Y una empresa llena de personas con una hoja de ruta hacia el éxito es una empresa con personal bien dotado.

4) Delega autoridad

Delegar autoridad es un campo de prueba que permite a los directivos ver si los empleados están listos para liderar.

Uno de los mayores errores del CEO es quedarse atrapado en la maleza con tareas que requieren mucho tiempo y que un miembro del equipo podría asumir. Cuando un ejecutivo ve que un empleado ha estado trabajando bien cuando se le ha asignado más responsabilidad, puede delegar una de sus reuniones o decisiones que consuman más  tiempo.

Una vez que se le ha dado autoridad al empleado, el ejecutivo puede evaluar sus habilidades de liderazgo en ciernes. Los líderes efectivos delegan autoridad y ven lo que aprenden. Y, a menudo, se sorprenden gratamente.

5) Demuestra la importancia de las habilidades para escuchar

Escuchar es un arte. Durante años, Chris Voss fue negociador de rehenes del FBI, utilizando la escucha activa para ayudar a liberar a las personas del cautiverio. Llamó a su forma de escuchar “empatía táctica”: Voss usó la información obtenida al escuchar para resolver problemas.

“Es entender la escucha como un arte marcial, equilibrar los comportamientos sutiles de la inteligencia emocional y las habilidades asertivas de la influencia, para obtener acceso a la mente de otra persona”, escribió Voss en Never Split the Difference. “Al contrario de lo que se cree, escuchar no es una actividad pasiva. Es lo más activo que puedes hacer “.

Y esta habilidad activa es crucial para los empleados que quieren convertirse en líderes. Escuchar es el acto de estar completamente comprometido con la perspectiva de otra persona, trabajando para comprender incluso cuando no parece tener sentido.

Si los empleados quieren convertirse en líderes, deben hacerse oyentes expertos. Escuchar es quizás la habilidad de desarrollo de liderazgo de mayor valor, una de la que carece la mayoría de la gente. Aquellos que escuchan bien se distinguen como futuros líderes.

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer la versión original en inglés aquí.