5 estrategias simples para el desarrollo efectivo del liderazgo

El desarrollo efectivo del liderazgo se manifiesta de muchas formas. Las empresas más grandes suelen tener programas estructurados, pero esto no siempre es posible en el caso de las empresas más pequeñas.

Tanto si ya tienes un programa formal o si estás empezando desde cero, desarrollar a los futuros líderes de tu empresa no tiene por qué ser complicado ni tener un coste prohibitivo. De hecho, es probable que invertir y cultivar talento interno sea menos costoso y requiera menos tiempo que contratar y capacitar a nuevos miembros del equipo.

Además, cuando desarrollas a tus empleados actuales, estás demostrando que los valoras. Esto se vive como un éxito para todos y genera lealtad.

Llegados a este punto ¿por dónde empezar? Aquí tienes cinco consejos prácticos que te ayudarán a desarrollar a tu equipo de liderazgo.

1. Entender el concepto formación versus desarrollo

Las habilidades técnicas es lo primero en que pensamos cuando los líderes empresariales piensan en capacitación. Y si bien son innegablemente importantes para cualquier función, el desarrollo del liderazgo va más allá de la capacitación específica para el trabajo.

Por ejemplo, es posible que tu Director de proyectos necesite un curso de Excel para volverse más experto con las hojas de cálculo. Pero para realmente alcanzar el siguiente nivel, como un futuro Director de operaciones que lidera un equipo de Directores de proyecto, lo que necesitará es un plan de desarrollo que abarque tanto las necesidades inmediatas como los objetivos futuros.

Los líderes exitosos son fuertes en las llamadas soft skills, además de en habilidades técnicas. Como mínimo, tiene sentido desarrollar a tu equipo de liderazgo en estas áreas importantes:

  • Formación de equipos
  • Comunicación
  • Coaching y visión
  • Resolución de conflictos
  • Negociación

La experiencia práctica es una de las mejores formas de desarrollar estas habilidades de liderazgo, especialmente cuando se combina con tutoría, juegos de roles, lectura y capacitación adicional teórica.

2. Identificar las lagunas de habilidades y las necesidades futuras

¿Qué habilidades escasean en tu empresa? ¿Qué áreas deben desarrollarse más para fortalecer a tu equipo y tu organización ahora y en el futuro? Estos son los tipos de preguntas que deberás responder antes de poder implementar cualquier tipo de programa de desarrollo de liderazgo.

Por ejemplo, tal vez tu equipo de ventas necesite mejorar en la presentación de propuestas o en la negociación de contratos. O tal vez tiene un Director de marketing que es un comunicador brillante pero necesita ayuda para conectar los puntos para volverse más estratégico.

Tu entrenamiento para ellos debe reflejar eso. Alinear los planes de desarrollo individuales con los objetivos organizacionales es clave para el éxito de tu negocio, así como de sus líderes actuales y futuros.

3. Determina quién es el más adecuado para el liderazgo futuro

Ahora que tienes cierta perspectiva sobre dónde están las brechas de conocimiento, querrás considerar qué empleados y qué directivos tienes que  preparar para llenar esas brechas.

Primero, habla con los miembros del equipo que ya están en posiciones de liderazgo. Tómate el tiempo para conocer tus aspiraciones profesionales. ¿Qué habilidades y experiencia necesitarán para rendir al máximo ahora y en el futuro?

A continuación, habla con los empleados más jóvenes que demuestren potencial de liderazgo. Eso te proporcionará una comprensión de los intereses y las oportunidades de desarrollo de ambos grupos. Entonces, estarás mejor equipado para determinar qué capacitación y aprendizaje en el trabajo necesitarán.

4. Imparte la formación necesaria

El enfoque formal y rígido para el desarrollo del liderazgo común entre las grandes empresas no siempre se adapta bien a las organizaciones más ágiles. No es práctico para la mayoría de las pequeñas empresas tener directivos fuera de la oficina para asistir a capacitaciones durante días o semanas.

Igualmente convincente, la neurociencia sugiere que las personas retienen más de lo que aprenden cuando se les entrega en partes más cortas y más frecuentes. Eso significa que seis sesiones de una hora probablemente funcionarán mejor que un solo entrenamiento de seis horas.

Y por supuesto, piensa más allá de la teoría. El trabajo de un curso formal es solo uno de los muchos métodos para desarrollar líderes. La tutoría uno a uno, el aprendizaje experiencial, la capacitación en el trabajo, los talleres online y los proyectos extensos con coaching también pueden ser formas de desarrollar un liderazgo efectivo entre las habilidades conceptuales y centradas en las personas necesarias en los líderes.

5. Adopta una mentalidad de desarrollo de liderazgo constante

La estrategia de desarrollo de liderazgo más eficaz trabajará para cultivar una cultura de mejora continua además de un programa formal. Esto permite a tu gente tomar la iniciativa con un aprendizaje autodirigido y un entendimiento de que su capacitación y sus objetivos deben alinearse con las necesidades de la empresa.

La tecnología ha evolucionado para proporcionar caminos infinitos para el aprendizaje autodirigido, y compartir conocimientos es más fácil que nunca con aplicaciones basadas en la nube como Microsoft Teams y SharePoint. Independientemente de la estrategia que implementes, encuadra el desarrollo del liderazgo en el contexto de un maratón, y no el de un sprint.

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer la versión original en inglés aquí.