4 consejos para retener al talento en época de cambios

No hay forma de evitarlo: el cambio, y la gestión del cambio en sí, es difícil. En el mejor de los casos, es incómodo. En el peor de los casos, especialmente para los empleados de tu empresa, el cambio puede ser aterrador.

Ya sea que se trate de un miembro del equipo existente o de alguien que acaba de incorporarse, las fusiones, adquisiciones, reestructuraciones o cambios culturales sacan a las personas de su zona de confort.

Entonces, ¿cómo puede el CEO aliviar los temores y mantener a sus mejores empleados comprometidos y motivados en tiempos de cambio?

No importa el cambio o el desafío al que tu empresa se enfrente, el éxito de la empresa depende en gran medida de tu capacidad para retener a sus mejores empleados. Aquí encontrarás cuatro ideas concretas que puedes llevar a cabo desde tu rol de CEO para mantener a tu equipo “a bordo”.

1.Minimiza el miedo a lo desconocido

Lo último que la gente quiere es no tener visibilidad sobre lo que está sucediendo. Si tus empleados no están seguros de los cambios que se avecinan y escuchan rumores, podrían verse tentados a abandonar la empresa desde el principio. Transmíteles sensación de seguridad y asegúrate de compartir tus planes con anticipación.

2.Convierte a los detractores en creyentes

No todos serán receptivos al cambio. Pero el hecho de que alguien empiece de esa manera, no significa que tenga que permanecer así. Continúa vendiendo tu idea y difunde la positividad. Si ves que tu equipo aún tiene objeciones, reúnete con ellos para discutir sus preocupaciones. Ten en cuenta que conocen la empresa desde una perspectiva completamente diferente. Debido a esto, pueden detectar un problema que tú aún no has detectado por ti mismo.

Tal vez te interese ¿Cómo crear un a empresa en la que los cracks quieran estar?

3.Ayúdales a entender que el cambio es bueno

Asegúrate de decir a todos cuáles son los beneficios en la nueva situación … desde su punto de vista. ¿Cómo impactará positivamente este cambio en su posición actual? Vocaliza que el cambio es bueno para la empresa y no temas ser demasiado específico. Una vez que entiendan tu razonamiento, estarán más dispuestos a subir a bordo y apostar por el cambio junto a ti.

4.Cultiva la existencia de “visionarios”

Cuando empieces a hacer cambios, informa a tus empleados de cómo estos cambios afectarán al futuro de la empresa. Y lo que es más importante, ¿cómo determinará el futuro de todo el equipo dentro de la empresa? Crear una mentalidad que fomente a los visionarios es un paso positivo para desarrollar un equipo interno de embajadores para el cambio.

Mientras la empresa se somete a cambios, es esencial que sigas manteniendo la comunicación abierta con los empleados. Escúchalos, haz preguntas y bríndales respuestas honestas. Al fin y al cabo, el truco para retener a los mejores empleados es mantenerlos informados, comprometidos y optimistas sobre el futuro.

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer la versión original en inglés aquí.