10 maneras de conseguir que tu empresa crezca

Casi todos los CEO están en el mismo viaje con el mismo destino en mente: hacer crecer su empresa. Sin una hoja de ruta, sin embargo, a la mayoría de los CEO les resulta difícil encontrar el mejor camino que les conduzca al crecimiento.

Para descubrir las mejores formas de hacer crecer tu negocio, recurrimos a los expertos: tres coach de Vistage que se especializan en estrategias de crecimiento empresarial y tienen un historial probado para ayudar a líderes empresariales a escalar sus empresas. Aquí, comparten sus principales estrategias de crecimiento empresarial que cualquier CEO puede adoptar para llevar a su empresa al siguiente nivel.

1. Articula el propósito de tu empresa

Una de las fuentes de crecimiento más efectivas son las recomendaciones boca a boca, dice Gerry O’Brion, propietario de What Big Brands Know. «Son fundamentales para el éxito de la mayoría de las empresas», dice.

Para aumentar las referencias boca a boca, las empresas deben facilitarle a sus clientes el que hablen sobre ellas. En resumen, necesitan ayudar a los clientes a completar esta frase, » Tienes que usar X producto porque …», explica. Aconseja a los CEO que articulen una razón clara y convincente por la que alguien usaría los productos de su empresa. «Ese es tu propósito», dice. «Asegúrate de que tu propósito deja clara la razón de ser de tu empresa e inclúyelo en toda tu comunicación».

2. Enfoca la calidad como una ventaja competitiva

Muchas compañías intentan competir con otras en costes. Asumen que los clientes comprarán más de sus productos o servicios si ofrecen la opción más barata del mercado. Sin embargo, competir en calidad a menudo puede ser una estrategia más efectiva para una empresa que busca crecer, dice Roger Knecht, presidente de Universal Accounting. «Debe ser la mejor opción, la opción obvia», dice.

Y la calidad debe ser definida por tus clientes, no por ti, añade. «Debes escuchar a tus clientes y comprender la razón de que os eligieran», explica. «Y lo que es más importante, debes comprender por qué las personas que no son tus clientes eligen otra cosa».

3. Diseña tu estrategia sobre cuatro áreas clave

Cuando las empresas diseñan un plan estratégico, a menudo cometen el error de confundir tácticas y estrategias, dice Mark Faust, fundador de Echelon Management International y autor de los libros «Growth or Bust!», con las palancas de alto crecimiento. Como resultado, la mayoría de los planes estratégicos están plagados de largas listas de tareas pendientes, pero carecen de una visión clara sobre el futuro de la empresa. Y esto sofoca el crecimiento.

Para evitar este error, Faust recomienda hacerse preguntas relacionadas con cuatro áreas de enfoque, vinculadas a la misión, los clientes, los resultados y las prioridades, y diseñar un plan en torno a las respuestas a esas preguntas:

  • Enfoque de la misión: ¿En qué sector estamos? ¿Cómo somos diferentes?
  • Enfoque al cliente: ¿Quién es nuestro cliente principal? ¿Quién es nuestro cliente secundario? ¿Qué valoran?
  • Enfoque de resultados: ¿Qué resultado entregamos a nuestros clientes y partes interesadas?
  • Enfoque de prioridades: ¿Qué debemos mejorar o hacer para lograr nuestra visión con éxito? ¿Qué deberíamos dejar de hacer?

4. Perfecciona tu experiencia

Si eres un experto en tu campo, este hecho ya puede servir como palanca de crecimiento para tu organización, pero solo si nutres constantemente dicha experiencia, dice Knecht. Él alienta a los líderes empresariales a invertir en sí mismos tal como lo harían en sus empresas. Dedica tiempo y dinero a fortalecer tus habilidades, conocimiento y red, dice, y esto beneficiará a tu empresa. “Lee libros sobre tu área de especialización. Asóciate con otros expertos. Busca programas de capacitación y certificaciones. Asegúrate de que estás al día sobre los mayores problemas asociados con tu campo, y desarrolla tanto opiniones como soluciones».

5. Desarrolla una visión «elástica»

La innovación puede estimular el crecimiento. Pero a una empresa le resultará difícil impulsar la innovación sin establecer primero una «visión elástica», dice Faust. La mayoría de las empresas cometen el error de establecer una visión llena de declaraciones de valor y sin ambición, dice. «Una verdadera visión elástica es una imagen del estado futuro de la compañía que no se parece en nada al estado actual».

Esta distinción es importante cuando tu empresa busca crecer. «Cuando tienes una visión elástica, aceleras la innovación», dice. «Optimizas la tasa de innovación». Ejemplo: Faust dice que ha visto a empresas alcanzar objetivos de innovación a 10 años en 18 meses después de establecer una visión amplia.

6. Aumenta la frecuencia de las discusiones estratégicas

La planificación estratégica suele ser un evento anual, pero es demasiado infrecuente para la mayoría de las empresas, dice Faust. «Las estrategias son las decisiones que determinan la dirección de la organización», señala. «Las empresas deberían participar en este diálogo mensualmente o, como mínimo, reunirse una vez por trimestre».

Dado el ritmo de cambio en el entorno empresarial actual, aumentar la frecuencia de las discusiones estratégicas tiene sentido. Una organización que quiere crecer debe ser lo suficientemente ágil como para adaptarse a las necesidades cambiantes de los clientes y los mercados, de ahí la necesidad de evaluar e iterar su estrategia con frecuencia.

7. Equilibra «flexibilidad y formación» en tu equipo directivo

Por el bien de la organización, es necesario que los CEO asignen funciones y responsabilidades específicas a los miembros de su equipo de gestión. Sin embargo, para aprovechar al máximo el talento de tu equipo, los CEO deben estar abiertos a modificar esos roles y responsabilidades según las fortalezas y debilidades de cada persona, dice Faust.

La definición de gestión es «el aprovechamiento de las fortalezas dentro de los recursos, especialmente humanos, mientras se mitiga el impacto de las debilidades en los recursos, especialmente humanos», dice. “Necesitas tener flexibilidad y formación. Negociar y realinear roles basados ​​en fortalezas y debilidades individuales».

8. Vive tu trabajo con pasión real

Puede sonar tonto, pero la pasión puede servir como palanca de crecimiento estratégico. «El poder de la pasión es que alimenta tu energía y te impulsa a avanzar con claridad de propósito», dice Knecht. «Te permite tomar decisiones difíciles y superar las frustraciones».

La pasión también cambia la mentalidad de un CEO. La pasión motiva al CEO a comprometerse con lograr un mayor nivel de éxito. Para este tipo de líderes, «nada será lo suficientemente bueno», dice. Esto puede tener un efecto poderoso en el resto de la organización y empujar a todos a trabajar más duro, lo que inevitablemente conduce al crecimiento. «La pasión es contagiosa», dice Knecht. «Es una energía palpable».

9. Establece un objetivo para tu crecimiento personal

El crecimiento personal y el crecimiento organizacional están inevitablemente vinculados, dice Faust. «Si un CEO cambia un comportamiento que alguna vez fue una restricción para sus habilidades de liderazgo, esto puede tener un impacto significativo en la organización», explica. Él alienta a los líderes empresariales a evaluar su desempeño con una herramienta de evaluación de 360 ​​grados y establecer un objetivo para el crecimiento personal basado en esos resultados. «Elige una cosa que puedas elevar», dice. «Esto puede ser transformador para ti como individuo y transformador para la empresa también».

10. Ten un grupo de asesoramiento entre iguales

Cuando los CEO evalúan a sus empresas en función de los indicadores clave de rendimiento, casi siempre se dan 7 u 8 en cada categoría, dice Faust. Sin embargo, esos números casi siempre se inflan porque los CEO están demasiado cerca de sus empresas para evaluarlos con precisión. Por lo tanto, puede ser difícil para los CEO determinar los aspectos de su negocio necesitan mejorar y dónde se encuentran las oportunidades de crecimiento.

Para resolver este problema, los CEO pueden buscar asesosamiento de grupos asesores externos de manera regular. Estos grupos pueden tomar diferentes formas, desde una junta directiva tradicional hasta un grupo de asesoramiento entre iguales más estratégico, como Vistage. «Hace falta un lugar como Vistage que proporcione un lugar seguro para el pensamiento estratégico», dice. “Un CEO necesita personas externas que puedan darle una perspectiva real sobre el estado de su negocio. Los miembros de tu grupo te mantendrán enfocado. Te mantendrán en el objetivo.»

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer la versión original en inglés aquí.