La guía del líder para equivocarse

Como niños, descubrimos que equivocarse y meterse en problemas son experiencias dolorosas. Los errores se reflejan en nosotros de maner personal: en lugar de tomarlos con calma, los dejamos inflar desmesuradamente en declaraciones sobre nuestra inteligencia y carácter. Lamentablemente, aprendemos que el juego de la culpa es una forma efectiva de desviar las críticas. Crecemos practicando cómo NO estar equivocados.

Ser correcto, por el contrario, valida nuestros egos y nuestras opiniones. Creemos que estar en lo correcto causa que nuestros compañeros de trabajo, miembros de la familia e incluso extraños nos admiren. Estar bien nos hace lucir bien y sentirnos bien.

Yo diría que nuestra insistencia en estar en lo correcto no nos sirve bien, y especialmente no sirve a los CEOs y ejecutivos que quieren hacer crecer sus negocios y crecer como líderes. Tenemos que desafiar el sesgo cultural contra asumir la culpa y aprender a reconocer cuándo estamos equivocados en el interés de la superación personal.

Equivócate, productivamente

Si no cometes errores, no te estás esforzando lo suficiente. De verdad. Ahora, no estoy diciendo que todos aspiremos a revolcarnos, pero te aliento a que asumas algunos riesgos (calculados). Comprométete con el crecimiento personal. Dale una oportunidad real. La clave para equivocarte productivamente es estar dispuesto a admitir que has estado equivocado. De esta manera, puedes aprender de tus errores. El reconocimiento te lleva hacia una mejor solución, más rápido.

Muchos líderes empresariales y empresarios, por ejemplo, han encontrado éxito en la filosofía de “fallar rápido”: aprender haciendo y descubrir rápidamente lo que no funciona. Además, admitir un error o notar que algo no sucedió como estaba planeado genera confianza entre el equipo.

Sé que ya lo habrás escuchado, pero la transparencia para admitir tus errores requiere coraje. La transparencia es clave para el crecimiento. Aumentar nuestra transparencia aumenta la oportunidad de recibir ayuda de otros a construir una mayor confianza.

Comprométete con la mejora continua

No puedes mejorar si no puedes admitir que no tienes todas las respuestas. La voluntad de escuchar mejores ideas allana el camino para mejores resultados. Después de todo, ninguno de nosotros es tan inteligente como todos nosotros juntos.

En algunas organizaciones, el liderazgo establece “círculos de calidad” de equipos multidisciplinarios para resolver problemas. En los grupos de asesores de colegas de Vistage CEO, los ejecutivos de organizaciones que no compiten entre sí invitan a otros a solucionar sus inquietudes con el fin de lograr un mejor resultado para sus negocios y para ellos mismos. Ambos enfoques invitan a otros a traer nuevas perspectivas en la búsqueda de la mejora continua.

Buenos miembros del equipo ayudan a los buenos líderes

Fomentar una cultura de mejora continua, confianza y tolerancia cero para el juego de la culpa alineará a su equipo para lograr cosas más importantes. Estar equivocado se convierte en una herramienta para el crecimiento, el aprendizaje y la creación de confianza, en lugar de una valoración negativa del carácter de uno.

Abraza la noción de estar equivocado para que puedas hacerlo bien.

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer el artículo original en inglés aquí.